Memoria de los vascos en la II Guerra Mundial, De la Brigada Vasca al Batallón Gernika (Mikel Rodríguez)

Título: Memoria de los vascos en la II Guerra Mundial, De la Brigada Vasca al Batallón Gernika

Autor: Mikel Rodríguez Álvarez (Oiartzun, 1967)

Año: 2002

Editorial: Pamiela

El escrito y Licenciado en Historia oiartzuarra Mikel Rodríguez rescata en este libro la memoria a aquellos que ciudadanos vascos que combatieron en la Segunda Guerra Mundial, realizando entrevistas a los combatientes del Batallón Gernika:Vicente Aizpuru Zubizarreta (Donostia), Antonio Arrizabalaga (Ondarroa), Jokin Atorrasagasti Turriz (Bilbo), Joseba Barandiaran Arretxe (Andoain), Jose Mari Bilbao (Bermeo), Jesús Blanco Urteaga (Donostia), Javier Brosa Maíz (Donostia), Manuel Bueno Real de Asúa (Algorta), Francisco Eizaguirre Arregi (Tolosa), José Elizalde Arzúa (Iruña), Pantxo Etxeberria Urrutia (Doneztebe), José Angel González de Sasia (Santurtzi), Ricardo Nalda Zabalo (Bilbo), Francisco Pérez Luzarreta (Jaurrieta), Andrés Prieto Aguirre (Eibar), Antonio Ruiz Albisu (Errenteria), Deunoro Totorikagüena (Iurre), Victorio Vicuña Ferrero (Lasarte-Oria), además de recordar a diferentes personas que lucharon como el comandante Kepa Ordoki a Jose Antonio Beleda, cuya carta cierra el libro.

Memoria de los vascos en la II Guerra Mundial, De la Brigada Vasca al Batallón Gernika es un gran trabajo, que reconstruye la historia de los supervivientes del Batallón Gernika, es su historia muchas veces desconocida, nos relatarán como sucedió la liberación de Pointe-de-Grave, pero sobre todo nos adentraremos en las vivencias de sus protagonistas, o incluso algo leeremos de los grupos que creó el Gobierno Vasco, bajo prepararación los americana para conseguir la caída de Franco, como relata José Elizalde, quien mientras se publicaba este libro seguía visitando asiduamente el Alkartetxe de la plaza del Castillo de Iruña.

Un libro que merece la pena leer.

“El Batallón Gernika fue la única unidad vasca que combatió en la Segunda Guerra Mundial. Algunos eran tan jóvenes, que tuvieron que falsear su edad para ser aceptados. Otros llevaban ya una guerra a sus espaldas. Nacionalistas vascos, socialistas, anarquistas, emigrados, adolescentes aventureros y antifascistas de toda condición confluyeron en la primavera de 1945 ante las formidables fortificaciones de Pointe-de-Grave.

Las vidas de este heterogéneo grupo -burgueses con capilla particular junto a arrantzales y proletarios; jóvenes de misa diaria y marxistas de la mano – se consumieron en una batalla prestada, que no era la suya, pensando que después, en contrapartida, otros les ayudarían a derrocar a Franco. Se ganaron los honores de la victoria en el campo de batalla y se perdió una vez más la guerra en los despachos de las cancillerías.

Los testimonios de veinte de estos veteranos, desde la objetividad de la lejanía, pero aún llenos de apasionamiento, reconstruyen la trayectoria vital de Euskal-Herria desde la República, pasando por la Guerra Civil y el exilio, hasta las jornadas de gloria de la liberación de Burdeos y el definitivo mazazo de la consolidación del régimen franquista.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .